Si tienes que hacerte una revisión médica para renovar el carnet de conducir en Vila-Seca te puedes acercar a nuestro centro para que nos encarguemos de ello. Lo normal en personas sanas es que no tengan problemas a la hora de solicitar la renovación a la Dirección General de Tráfico. Sin embargo, hay numerosas enfermedades que pueden impedir dicha renovación o que sea por un periodo más corto al habitual.

Por ejemplo, las personas que sufren vértigo o ceguera no pueden renovar el permiso de conducir. En casos de trastornos graves del sistema nervioso central, que pueden afectar a la agudeza visual o provocar alteraciones en la capacidad de contraste o visión monocular, pueden provocar también que se deniegue esa prórroga del carnet.

Las personas que tienen epilepsia deben contar con un informa favorable del neurólogo para poder hacer una renovación, que será de dos años normalmente, y puede llegar a los cinco años cuando no hayan sufrido ninguna crisis en los últimos tres años.

Aquellos conductores que padecen depresión, déficit de atención, ansiedad, psicosis, trastorno de la personalidad, esquizofrenia, demencia o trastornos cognitivos o amnésicos que puedan implicar un riesgo para la seguridad vial, pueden ver cómo se les deniega la renovación, tras realizarse una valoración facultativa.

Hay otras causas que pueden influir a la hora de solicitar la prórroga del permiso de conducir, pero de ellas te hablaremos en otra entrada de nuestro blog. En cualquier caso, para renovar el carnet de conducir en Vila-Seca siempre es necesario hacer el correspondiente examen médico.

En CRC Vila-Seca también hacemos certificados médicos psicotécnicos para la renovación de otras licencias, como las de tenencia de animales peligrosos, o la de operador de grúas.